Gmail: pestaña Promociones, ¿es necesario sortearla?

Algo común a la hora de hacer nuestros envíos de Email Marketing es llegar a la pestaña de Promociones en Gmail. Antes de comenzar, es bueno aclarar que esto es una organización que hace Gmail en tu Inbox con un algoritmo propio, por lo cual, nuestros correos no están llegando a spam sino a Promociones.

Estos algoritmos son complejos y cambiantes y es sumamente posible que nuestros envíos de Email Marketing lleguen a esta pestaña, por el simple hecho de verse como tal.

En esta nota veremos algunas medidas que podemos tomar para intentar alcanzar la bandeja Principal de Gmail. Aunque ningún método va a asegurar al 100% la llegada allí, incluso seguidos al pie de la letra. Ten en cuenta que no es algo negativo ingresar por la bandeja de Promociones.

Uno de los consejos principales que podemos darte desde emBlue, es simple: ¡no desesperes! La gente utiliza esta pestaña para leer correos de Marketing. Les ayuda a mantener su casilla organizada. Hay distintos estudios hechos por Return Path que comprueban que esta diferenciación entre correos ayudó a subir porcentajes de apertura, así como a reducir quejas por SPAM. Además, es opcional de cada usuario (aunque por defecto aparezca diferenciado) y cualquiera puede configurar ver todos los correos en una sola pestaña si así lo desea.

¿Qué puedes hacer como usuario para aumentar las posibilidades de ingreso a la bandeja principal? Básicamente, lo que necesitas para poder llegar a pasar por alto estas barreras, es trabajar tu correo como si fuese dirigido a un amigo/a.

  • Configuraciones SPF y DKIM: le otorga autenticación a tu remitente, haciéndolo más seguro y “humanizado”. Son siempre recomendadas y pueden hacer una notable diferencia entre una llegada a bandeja de entrada y SPAM.
  • Proponer el movimiento manual al suscriptor: no es una mala idea que haya un apartado en tus campañas donde se diga algo como “si estás interesado en nuestros correos, puedes agregarnos a tus contactos o hacer el movimiento manual de este correo a tu bandeja principal”. Hoy en día, cualquier servidor de correos gratuitos (Gmail, Yahoo!, Hotmail,etc.) funcionan de manera “Drag & Drop” (arrastrar y soltar). Si mueves un correo de una bandeja a otra, preguntará si quieres mantener la regla para futuros envíos. Segmentando tus bases y proponiendo un envío relevante para tu suscriptor, es mucho más factible que no quiera perderse de nada y haga esto. Los clics, aperturas e intereses en general hacia un correo amplían la posibilidad de que vaya a la bandeja principal. En este artículo de Gmail, puedes ver más información.
  • Hacer un chequeo del envío en herramientas como Litmus. Siempre puedes hacer un chequeo previo en caso de así quererlo para saber cómo llegará tu envío.
  • Nombres propios en el remitente. Un email remitido por una persona, y no una empresa o un área de la misma. Personaliza el nombre de tu remitente y mantiene el mismo para tus comunicaciones. Puedes usar distintos nombres si diferencias tus envíos.
  • Utilizar campos personalizados en tus envíos. Recuerda hablarle a tu contacto de modo individual, que perciba que el mensaje es para él y no para una base completa. Mientras más datos poseas de tu base de datos, más vas a poder personalizar tus acciones.  
  • Cantidad de links e imágenes en un correo. Procura mantener un equilibrio, que no sea no más de lo que una persona física enviaría a otra. Evita informaciones largas, complejas y que no inviten a leerla. Teniendo en cuenta el grupo etario al que te diriges debes configurar tu mensaje. Aunque a veces no parezca, los Millenials (jóvenes entre 18 y 35 años) prefieren Gmail por sobre Facebook y FB Messenger.
  • El diccionario de palabras “prohibidas”. Evita el uso exagerado de símbolos como “???” o “!!!”.  Aquí podrás ver varios ejemplos:
  • Siempre que puedas mantiene un mismo email como remitente y como correo de respuesta.

A grandes rasgos, para que un correo ingrese a la casilla primaria, debería verse más o menos así:
Gmail-promociones-email-marketingSi bien en muchas casos, mails como estos son ideales y pueden funcionar, para otros envíos de marketing, está lejos de ser lo que queremos comunicar. La pregunta del millón entonces es… ¿vale la pena? La pestaña de “Promociones” es parte de la Bandeja de Entrada y está exclusivamente orientada a ordenar y tener un mejor acceso a los correos. Por ello, creo que el hecho de llegar aquí no debería preocuparnos tanto. Pues quien recibe tu correo sabe que es una promoción y así mantiene ordenada su casilla de email. Un trato completamente distinto sería si estás llegando directamente a SPAM, dónde, de todas maneras, deberías hacer un proceso similar al que planteamos en esta nota.

¿Dudas, consultas? Contáctanos y a la brevedad te responderemos.

Luca Gonzalez

Coordinador de la Mesa de ayuda. Se asegura que cada cliente pueda utilizar la plataforma a la perfección. En su tiempo libre juega al futbol y es un Gamer por excelencia. Sus películas favoritas son las de Christopher Nolan.

Post Relacionados