Seleccionar página

Email marketing: cómo funcionan SMTP, POP3 e IMAP

por | Oct 14, 2020

A la hora de pensar en nuestras campañas de email marketing, hay tres estándares que debemos tener en cuenta y sin los cuales ni siquiera podríamos enviar emails. ¿Quieres saber cómo funcionan SMTP, POP3 e IMAP? ¿Por qué son tan importantes? Te lo contamos en esta nota 😎

Antes de preguntarnos cómo funcionan SMTP, POP3 e IMAP, no estaría mal saber qué tienen en común estos tres protocolos. Y la primera respuesta es que los tres son súper importantes para que logremos campañas de email marketing exitosas. Pues, en definitiva, es lo que buscamos, ¿no? 😉

El email marketing, o sea el envío correos de forma masiva, es uno de los canales más efectivos que hay para promocionar una marca. No sólo porque es muy popular entre los usuarios: también porque podemos automatizar de forma simple para ahorrar tiempo y llegar siempre en el momento oportuno.

Las campañas de email marketing dan resultados que pueden parecer arte de magia Pero pocas veces nos preguntamos qué es lo que se encuentra “detrás de escena” y permite que la magia suceda. Es decir, el proceso por el cual los mensajes llegan a los destinatarios sin problemas 🎯

Pues allí es cuando los protocolos SMTP, POP3 e IMAP hacen su truco. ¿Quieres saber qué hay dentro de la caja del conejo? ¡Es la próxima parte del acto! 🐇

La diferencia entre SMTP, POP3 e IMAP

Hay dos tipos de protocolos usados por los servidores de correos: los que se encargan de enviar y recibir los correos y los que se ocupan de almacenarlos y ordenarlos. Allí radica la gran diferencia entre SMTP y POP3 e IMAP

Mientras que el protocolo SMTP entra en acción cuando un mail es enviado por un usuario o recibido en una bandeja de entrada, el papel de POP3 e IMAP es distinto. Éstos se utilizan cuando los correos ya llegaron y hay que administrarlos correctamente 👌

  • SMTP El Simple mail transfer protocol es el encargado de enviar los correos, distribuirlos y hacer que todos lleguen a buen puerto. En ese camino, puede interactuar con otros servidores de SMTP para garantizar que eso suceda, en caso de que dos usuarios usen distintos servidores.

Prácticamente todos los emails que se envían utilizan este protocolo, porque  sigue siendo el mejor para hacer que el conejo aparezca dentro de la caja. Aunque tiene un problema: no permite saber si el remitente es un usuario verdadero o no, lo que puede traer problemas de spam (aquí te contamos cómo evitarlo).

  • POP3 ➜ Se trata de la tercera edición del protocolo Post Office Protocol, el protocolo más utilizado para almacenar, administrar y ordenar los correos. La particularidad del POP3 es que administra los correos conectándose al servidor del usuario (Gmail, Hotmail, Yahoo u otro) y descargando los emails para que queden almacenados en el dispositivo.

La ventaja de este protocolo es que permite a los usuarios revisar sus correos aún sin conexión a internet ¿La parte mala? Si no guardamos copias permanentemente, los emails serán borrados del servidor y sólo estarán en un dispositivo.

  • IMAP ➜ El Internet message access protocol también se usa para administrar correos de los usuarios, pero de forma más compleja y avanzada que el POP3. Y esa es la razón por la que cada vez es más elegido. 

Se destaca por ofrecer a los usuarios la chance de separar sus correos en carpetas y agruparlos por distintos temas o jerarquías (sí, es tan útil como suena). Y también porque nos permite buscar dentro de nuestro buzón o señalar si ya leímos, borramos o reenviamos un email 😍

¿Cómo es el recorrido de un email? 

El recorrido de un email puede variar dependiendo de cuáles son los protocolos utilizados (ya hemos visto que POP3 no es igual a IMAP). Este es el camino en sólo 4 pasos:

  1. El servidor SMTP del emisor se comunica con un Servidor DNS (Sistema de Nombre de Dominio) y le consulta si le puede brindar la dirección IP del SMTP del receptor. El DNS responde con una o más direcciones IP
  2. El cliente de correo se conecta al servidor SMTP y le comunica dirección del remitente, del destinatario y cuerpo del mensaje. El SMTP toma esa dirección de email del receptor y lo divide en dos: por un lado, el nombre y, por otro, el sistema de nombres de dominio.
  3. El SMTP del receptor chequea en su base de datos si hay una cuenta que corresponda a ese nombre y, si existe, deposita el correo en el buzón de la cuenta.
  4. Finalmente, el receptor puede leer el mensaje o descargarlo en su dispositivo utilizando POP3 o IMAP.

¿Eres una persona más de imágenes que de palabras? Perfecto: aquí está el gráfico del recorrido (¿puedes creer que toooodo esto suceda con cada email que envías o recibes?) 🤯

Habiendo llegado hasta aquí, ya estamos listos para ser los David Copperfield (¿acaso no es el mago más famoso en el mundo?) del email marketing. Y si quieres que tu magia realmente deje a todos con la boca abierta, pues… deberías probar las campañas de email marketing con emBlue 😉

FAQ: ¿Estabas buscando estas respuestas?

📧 ¿Cuál es la diferencia entre SMTP, POP3 e IMAP?

Mientras que el protocolo SMTP se utiliza para el envío, distribución y recepción de los emails, los protocolos POP3 e IMAP sirven para ordenar y almacenar los correos. 

🙋‍♂️ ¿Qué sucede si el servidor remitente no puede conectarse con el del receptor?

Dependiendo de cuál sea el error recibido, el email se ubica en una cola de espera. De lo contrario, es marcado como un rebote hard.

📲 ¿Cuál es la diferencia entre POP3 e IMAP? 

La principal diferencia es que POP3 se conecta al servidor de correo y descargando los emails para que queden en el dispositivo. El IMAP, en cambio, permite ver los emails sin descargarlos y ordenarlos según distintos parámetros.

🎯 ¿Qué puertos utilizan los protocolos SMTP,  POP3 e IMAP?

Mientras que el servidor SMTP utiliza el conocido puerto 25, el POP3 lo hace a través del puerto 110 y el  IMAP hace lo correspondiente con el 143.

Copy link
Powered by Social Snap