lead marketing archivos - Blog emBlue

Encuentra los mejores contenidos para tu estrategia de marketing

Tipos de segmentación de clientes y el secreto para vender más

Para poder brindarle a los usuarios exactamente aquello que buscan en el momento adecuado, necesitas conocerlos, saber quiénes son.  La clave para conseguirlo es la segmentación de clientes. Si no has escuchado hablar de ello todavía o si tienes apenas una vaga idea al respecto ¡no te preocupes! En esta nota te lo contamos todo.  

✋ Pero antes de darte los detalles sobre qué es la segmentación y cómo llevarla a cabo en tu negocio, algunas estadísticas a tener en cuenta:

  • El 91% de los consumidores asegura que compraría a marcas que brinden ofertas y recomendaciones relevantes para ellos. 
  • El 80% de las personas prefiere comprar en una empresa que ofrece experiencias personalizadas. 
  • Los especialistas en marketing ven un aumento promedio del 56% de las ventas cuando ofrecen experiencias personalizadas.

¿Qué conclusión podemos extraer de todo esto? Que para que tu negocio se destaque y puedas brindarle a los usuarios exactamente aquello que esperan obtener, necesitas personalizar la experiencia. ¿Cuál es el camino para lograrlo? La segmentación de clientes. 

Ahora sí, llegó el momento de descubrir de qué se trata esta estrategia.

¿Qué es la segmentación de clientes?

La segmentación de clientes es un proceso mediante el cual una empresa se ocupa de agrupar a los usuarios de su base de datos de acuerdo a diversos parámetros. Por lo general, estos contactos se agrupan en función de sus características, intereses y consumos.

De esta manera, podemos decir que existen diversos tipos de segmentación de clientes.  No hay una única forma de clasificar una base de usuarios. Eso se debe en gran medida a que dentro de una misma audiencia puedes tener diversas necesidades u objetivos, en función de las características de cada individuo y del momento o etapa del recorrido en el que se encuentren.

☝️ No todas las personas tienen las mismas necesidades en el mismo momento y no todas son impactadas de igual forma por los mismos mensajes. 

¿Qué queremos decir con esto? Que incluso aunque vendas un único producto o servicio, la manera de acercarte a cada usuario no será igual en cada caso. Una vez más, el Customer Journey tiene una enorme relevancia. 

Segmentación de clientes ejemplos: si un usuario acaba de dejar sus datos para registrarse en el boletín de noticias, lo más probable es que lo abordemos con un mensaje de bienvenida y algún contenido de valor para comenzar a introducirlo en los productos que comercializa la empresa. Sobre todo, buscaremos que entienda los beneficios o soluciones que puede encontrar. Pero si un usuario ya compró y hace tiempo hemos dejado de recibir noticias suyas, de seguro usaremos emails de recuperación para incentivarlo a regresar. La forma de abordarlo será totalmente distinta en cada caso. 

Claro que este es tan solo uno de los criterios que puedes tener en cuenta al momento de segmentar a tu audiencia. A continuación, vamos a conocer de qué otras maneras puedes hacerlo. 

Tipos de segmentación de clientes

Hasta aquí hemos dejado en claro que la segmentación de clientes consiste en dividir en grupos a los distintos usuarios que se vinculan con tu negocio. El objetivo de esta estrategia es ofrecer mensajes y experiencias cada vez más personalizadas y lograr así más conversiones.

También mencionamos antes que existen distintos tipos de segmentación de clientes, ¿quieres saber cuáles son? ¡Hacía allá vamos!

Segmentación demográfica

Este es, posiblemente, uno de los tipos de segmentación de clientes más utilizados por las empresas. Suele ser el primer criterio a utilizar para agrupar a los usuarios. Cuando hablamos de datos demográficos nos referimos a:

  • Edad.
  • Género.
  • Educación. 
  • Estado civil.
  • Tamaño de la familia.
  • Ocupación.
  • Nivel de ingreso. 

Se trata, básicamente, del desglose de los usuarios que forman parte de la base de datos de la empresa, en función de rasgos superficiales como la edad o el género

Esto nos ayuda a responder quiénes son esas personas en nuestra base de contactos. Sin dudas, son los datos más fáciles de obtener, porque es una segmentación menos invasiva que otras. Solo se necesita que el usuario complete sus datos a través de un formulario o una encuesta y con eso ya tendríamos la información. 

La segmentación de clientes por datos demográficos permite ahorrar tiempo y situarnos con mayor claridad frente a nuestra audiencia, entendiendo a quiénes nos dirigimos. 

Sin embargo, debemos decir que, como mencionamos antes, este criterio nos brinda información superficial, por lo que no nos permite conocer en profundidad a los usuarios. Para ello, necesitaremos combinarla con otro tipo de segmentación que veremos en los siguientes puntos. 

Segmentación geográfica

Si hablamos de segmentación de clientes ejemplos, este es otro de los más claros. Se trata de dividir a los usuarios en función del criterio de ubicación geográfica. Es decir que es un tipo de segmentación pensada para responder dónde se encuentran las personas de nuestra base de contactos. De esta manera, los criterios a identificar cuando agrupamos a los consumidores de acuerdo a su ubicación física son: 

  • País.
  • Región.
  • Ciudad.
  • Código Postal.

Este tipo de segmentación de clientes puede tener una influencia significativa en las interacciones en tiendas físicas. Por ello, se trata de uno de los criterios más utilizados por los negocios que apuestan por el marketing local

Además, los consumidores agrupados en zonas geográficas similares pueden compartir preferencias parecidas, con lo cual, aplicar este criterio de segmentación dentro de tu estrategia puede resultar muy útil. 

Segmentación conductual

Hasta aquí te hemos presentado dos tipos de segmentación de clientes que ayudan a responder el quién y el dónde de tu base de datos. Ahora vamos a presentarte otra clase de segmentación que puede ayudarte a responder ¿cómo se comportan los usuarios?

Esta es la segmentación conductual. La misma se basa en los patrones de comportamiento de las personas mientras interactúan con una marca. Aquí se profundiza en los hábitos del usuario; el momento, frecuencia y nivel de uso de una herramienta, producto o plataforma; sumado a la etapa en la que se encuentra en su recorrido de compra; y su actitud hacia la marca.

Algunos criterios a utilizar:

  • Motivo de compra. ¿Qué buscan los usuarios? ¿El mejor precio, calidad o reseñas excelentes? ¿Qué dificultad están tratando de resolver?
  • Ocasión. Muchas veces los usuarios están en busca de un producto para una ocasión o evento en particular. Este es un criterio a tener en cuenta al momento de segmentar una base de contactos
  • Beneficios. En este caso, es importante identificar qué beneficio buscan los potenciales compradores: obtener la última tecnología, el producto más seguro, aprovechar el descuento, etc. 
  • Etapa del recorrido de compra. ¿En qué etapa se encuentra el usuario? ¿Está buscando información para una futura compra o ya está listo para probar el producto de la marca por primera vez? 
  • Nivel de compromiso. Aquí nos centraremos en el grado de lealtad del cliente ¿es un comprador recurrente que además recomienda la marca? ¿Es un cliente que antes compraba y ha dejado de hacerlo? 

Esta clase de segmentación de clientes se puede utilizar para obtener información sobre la experiencia de los usuarios. También sirve para identificar futuros clientes potenciales que tengan más probabilidades de comprar un producto. 

Segmentación psicográfica

Para cerrar el listado de los distintos tipos de segmentación de clientes que puedes aplicar en tu negocio, debemos mencionar la psicografía. ¿Qué es esto y por qué es importante para ti? Pues bien, aunque pueda parecer que el concepto está bastante alejado del mundo del marketing y las ventas, lo cierto es que se trata de uno de los criterios claves para agrupar a los usuarios

La segmentación psicográfica implica tener en cuenta el estilo de vida, las creencias, los rasgos de personalidad y los intereses de los usuarios. A diferencia del criterio demográfico o conductual, el psicográfico permite responder por qué una persona compra tu producto.

¿Qué se suele tener en cuenta en esta clase de segmentación?

  • Pasatiempos, actividades o intereses.
  • Hábitos. 
  • Opiniones.
  • Personalidad o actitud.
  • Estilo de vida.
  • Estatus social.

Como podemos ver, este tipo de segmentación implica un conocimiento más profundo de la audiencia. Sin embargo, al agrupar a los usuarios de esta manera, el negocio puede estar mejor preparado para adaptar sus estrategias a las expectativas de los clientes actuales y potenciales. 

¿Cómo clasificar y segmentar a tus clientes? Paso a paso

Ya conoces qué es la segmentación y cuáles son los principales criterios que puedes utilizar para agrupar a los usuarios en tu base de datos. Lo que todavía no sabes es cómo llevar todo esto a la práctica. En otras palabras ¿cómo hacer la segmentación de clientes? Te compartimos los pasos fundamentales para conseguirlo.

  1. Definir objetivos de segmentación. Cada vez que segmentamos a los clientes es importante tener un objetivo a alcanzar. Definir qué problemas estamos intentando resolver mediante la segmentación, qué esperamos lograr de esta actividad, cuál es el resultado deseado. Este objetivo debe ser lo más específico posible y al mismo tiempo, medible. 
  2. Establecer las características de la segmentación. En este caso es importante establecer cuántos segmentos se pretenden crear, de qué fuentes se extraerán los datos, qué herramientas se utilizarán y qué criterios se aplicarán, entre otros puntos. 
  3. Reunir los datos. La clave para constituir cada segmento son los datos, sin esta información sería una tarea imposible. Este paso consiste en extraer esos datos de las fuentes que utilice la empresa y reunirlos en un mismo lugar para clasificarlos. 
  4. Definir los tipos de segmentación a utilizar. En este caso hay que definir qué criterios o características se tendrán en cuenta para segmentar a los clientes: datos demográficos, geográficos, de comportamiento o psicográficos. 
  5. Desarrollar los segmentos de clientes. Con todos los pasos anteriores, ya estamos en condiciones de crear nuestros segmentos de clientes, es decir, distribuir a los usuarios en cada grupo o categoría en función de los criterios que antes hemos establecido. 

¿Por qué segmentar clientes?

Como dijimos al inicio, segmentar clientes es una de las alternativas para personalizar la experiencia de los usuarios. De ello se desprende otra ventaja: al brindar experiencias más relevantes, la marca puede conseguir mejores resultados. La segmentación es sin dudas uno de los secretos para vender más.

Lo que debemos tener en cuenta es que si una empresa conoce mejor a su audiencia y entiende con mayor precisión cuáles son sus necesidades y motivaciones, puede crear campañas de marketing más específicas. Algo así como hacer marketing uno a uno. El usuario siente que la marca entiende su problema y que le habla directamente sobre lo que le interesa. 

Si conoces bien a quiénes te diriges, puedes implementar estrategias más efectivas de nutrición de leads, incentivar la recompra e incluso despertar usuarios inactivos

Asimismo, la segmentación permite aprovechar al máximo el marketing automation para automatizar los envíos a cada segmento, sin dejar de personalizar cada interacción, pero sin perder ni un minuto extra. ¡Con Automation puedes ahorrar mucho tiempo para hacer crecer tu negocio!

Además, se pueden desarrollar múltiples campañas, cada una diseñada y dirigida a un segmento diferente dentro de una base de clientes más grande. No importa el tamaño de ese listado, podrás impactar a cada grupo con mensajes relevantes que, a su vez, pueden ayudarte a cerrar más ventas

Como si esto fuera poco, las campañas que están mejor dirigidas brindan otro beneficio: permiten asignar los gastos de las acciones marketing de manera estratégica

En resumen, la segmentación de clientes ayuda a encontrar mayores oportunidades comerciales, optimizar la comunicación, consolidar la relación con los usuarios y conseguir mejores resultados. ¿Estás listo para implementarla? 

No olvides que para poner en marcha esta clase de estrategia necesitas las herramientas adecuadas de tu lado. Descubre la solución de emBlue para tu negocio.

FAQ sobre Tipos de Segmentación

¿Qué es segmentación? 

La segmentación es aquella técnica que se basa en dividir y clasificar leads, prospectos o clientes según algún tipo de intereses o características, para poder enviar mensajes personalizados con estrategias para cada grupo. 

¿Qué tipos de segmentación de clientes existen? 

  • Segmentación geográfica
  • Segmentación demográfica
  • Segmentación conductual
  • Segmentación Psicográfica

️ ¿Por qué segmentar clientes? 

Segmentar clientes es una técnica que te permitirá conocer quiénes y cuántas personas están en cada estadío de tu customer journey, su nivel de compromiso con tu marca y la cercanía a la compra o recompra. Podrás crear estrategias para hacerlos avanzar hacia tu objetivo comercial.

4 ejemplos y estrategias de marketing directo para escalar tu negocio

La forma de comunicación con la que eliges dirigirte a tus potenciales clientes es un factor clave en los resultados que consigues. Hoy venimos a presentarte una alternativa muy interesante, pero sobre todo, una opción que puede darte grandes beneficios: el marketing directo. ¿Has escuchado hablar de él? Descubre todos los detalles en esta nota.

¿Qué es el marketing directo?

Comencemos por el principio: Marketing directo ¿qué es? Es aquel que, como su nombre lo indica, le habla de forma directa a un grupo específico de personas. Por ello, al buscar definiciones de esta técnica hemos encontrado en más de una ocasión la idea de “target”. Esta es una de las características principales del concepto, dado que el marketing directo se dirige casi de forma exclusiva a un target concreto.

Cuando las acciones de marketing se enfocan de forma precisa en un público específico, hay dos beneficios que se tornan evidentes:

  • Las acciones están mejor dirigidas.
  • La inversión es menor.

Si las acciones están mejor dirigidas, se evita el derroche de recursos, lo que, por consiguiente, le permite al negocio ahorrar dinero. Es decir que podríamos pensar al marketing directo como una alternativa más accesible para las pequeñas y medianas empresas

De alguna manera, este método guarda algunas similitudes con el marketing relacional, dado que intenta mantener una comunicación bidireccional directa con los usuarios. De hecho, de acuerdo con quien es considerado el padre del marketing, es decir, Philip Kotler, el marketing directo se refiere a “conexiones directas con consumidores individuales que fueron seleccionados cuidadosamente para obtener de estos una respuesta inmediata y cultivar relaciones duraderas”

Es a través de las estrategias de marketing directo que las marcas pueden crear diálogos y conversaciones más relevantes con su público objetivo, lo que contribuye a mantener y fortalecer el vínculo con este target a lo largo del tiempo.

Todo se trata de relacionarse mejor con la audiencia específica a la que nos dirigimos y construir conexiones más efectivas. Las mismas deben estar sustentadas, principalmente, en acercar el mensaje adecuado, en el momento oportuno. Algo que también está muy en sintonía con el marketing automatizado.

¿Cuál es el objetivo del marketing directo?

Antes mencionamos que una de las características clave del marketing directo es el target, se trata de una estrategia que siempre se dirige a un público específico.  Ahora debemos hablar de otro de los pilares de esta técnica: su objetivo. ¿Cuál es el objetivo del marketing directo? generar una acción precisa por parte del usuario. Por ello, todas las acciones incluyen una Call to Action (CTA) o llamada a la acción. 

En este sentido, marketing directo ejemplos serían: 

  • Visita nuestra tienda online.
  • Suscríbete a nuestro boletín de noticias.
  • Regístrate aquí. 

Mientras que otras estrategias tienen por objetivo educar a los potenciales clientes sobre los productos o servicios del negocio, el marketing directo busca principalmente persuadir a los usuarios para que realicen una acción específica. Como dijimos antes, el elemento clave es la incorporación de llamadas a la acción que los incite a actuar. 

De esta manera, los casos de éxito en campañas de marketing directo serán aquellos que consiguen lograr este objetivo.

Es importante tener en cuenta que no siempre lo que se busca a través de una acción de marketing directo es la venta. Todo dependerá del momento en el que se encuentre el usuario con respecto a su recorrido de compra o Customer Journey. En ocasiones, el objetivo buscado es que el consumidor complete un formulario, descargue un lead magnet, complete una encuesta o cualquier otra acción deseada. Son conversiones que van acercando a ese potencial cliente a la compra o colaboran en la fidelización de los clientes que ya tienes.

Tipos de marketing directo

Podríamos decir que esta estrategia de mercadotecnia nació mucho antes de que internet llegara a nuestras vidas. Por ello, al hablar de los tipos de marketing directo no podemos limitarnos a aquellos que podemos encontrar en el mundo online. Entonces, hablaremos de dos clases:

¿Cuál elegir? Aunque hay quienes dirían que ambos pueden ser valiosos para los negocios, lo cierto es que las estrategias de marketing directo digitales permiten automatizar gran parte del proceso mediante herramientas de marketing automation. A su vez, los resultados que arrojan son más fáciles de medir. Como ya hemos dicho antes, es una alternativa más económica. 

Marketing directo digital

El marketing directo digital u online utiliza los canales basados en las nuevas tecnologías para poder acercar sus mensajes a un target específico. Estos medios son:

  • Email marketing
  • Campañas de SMS  marketing.
  • Push Notifications en dispositivos móviles. 
  • Pop ups personalizados en sitios web. 
  • Pauta online dirigida (Social Ads o banners publicitarios).
  • Redes sociales. 
  • Marketing por WhatsApp. 

¿Cuál elegir? Aunque hay quienes dirían que ambos pueden ser valiosos para los negocios, lo cierto es que las estrategias de marketing directo digitales permiten automatizar gran parte del proceso mediante herramientas de marketing automation. A su vez, los resultados que arrojan son más fáciles de medir. Como ya hemos dicho antes, es una alternativa más económica. 

Está más que claro que si tienes que optar por una alternativa, todos los caminos te conducen al marketing directo online. 

¿Cuáles son las estrategias de marketing directo? +Ejemplos

Te compartimos 4 ejemplos y estrategias de marketing directo para sacarle provecho a esta técnica y mejorar los resultados en tu negocio.

1- Haz un buen uso de tu base de datos

Podríamos decir que una de las herramientas más valiosas en marketing es la base de datos. Se trata del listado de usuarios que accedieron a darte su información de contacto para que les envíes las comunicaciones de tu marca. De esta manera, puedes impactar al usuario con los mensajes adecuados en el momento oportuno, lo que se constituye como una de las técnicas que mejores resultados brinda en cualquier tipo de empresa.

Por ello, la clave es hacer un buen uso de esa base de datos, lo que implica una adecuada segmentación. Esto es: dividir a los usuarios en pequeños grupos en función de las características comunes que comparten. 

Puedes usar cuantos criterios creas convenientes, desde la edad, género, ocupación y la ubicación, hasta los intereses, necesidades, ingresos, etc. Esto te va a permitir elaborar mensajes altamente personalizados que serán mucho más relevantes para cada segmento o target

Marketing directo ejemplos: segmentar a los usuarios que completaron el registro en la tienda online, pero no compraron. En ese caso, podrías enviarles un correo electrónico con un descuento para aprovechar en su primera compra. 

Si quieres descubrir cómo segmentar a tus clientes paso a paso, no te pierdas esta nota

2- Analiza en detalle el comportamiento de los usuarios y personaliza tus mensajes

Ahora que has segmentado tu base de contactos, lo que resta es extraer información valiosa de cada grupo. Por ello, debes estudiar el comportamiento de los usuarios para entender cómo es su recorrido de compra y cuáles son los patrones que siguen. En función de ello podrás crear mensajes bien dirigidos para generar las respuestas deseadas. 

La segmentación de tu base de contactos y estudiar su comportamiento te permitirá conocerlos en detalle. Así, podrás crear mensajes personalizados para esa audiencia. Esta es precisamente la esencia del marketing directo: impactar a los usuarios con mensajes relevantes que los inciten a realizar la acción indicada, ya sea registrarse, completar un formulario, enviar una respuesta, descargar algo e incluso, comprar.

Por ejemplo, supongamos que un segmento de usuarios se interesó por un determinado producto en tu sitio web. Puedes enviar comunicaciones ofreciendo artículos complementarios a partir del registro de la actividad de los consumidores en la página, esto se conoce como remarketing. Averigua qué es y sus beneficios en este artículo.

Sin dudas, se trata de un recurso clave para tus acciones de marketing directo. ¿Sabías que en emBlue contamos con una herramienta de remarketing ideal para el Cross selling y el Up Selling?

3- Integra varios canales

¿El marketing directo puede ser omnicanal? ¡Debería serlo!

Para potenciar las acciones de marketing directo nada como la integración de múltiples canales. Puedes valerte de plataformas de marketing automation para enviar mensajes a los usuarios a través de los canales adecuados en momentos clave. 

Por ejemplo, puede que el vínculo inicie con la visita del usuario al sitio web. A partir de ahí, a través de pop ups personalizados con herramientas como OnSite puedes incitar a los potenciales clientes a dejar sus datos. Luego, podrías iniciar una secuencia de email e incluso, interactuar a través de otras plataformas como WhatsApp, si el usuario prefiere atención inmediata a través de este canal. 

Lo interesante es que podrás brindar diferentes opciones para que sea tu potencial cliente quien elija a través de qué canal interactuar con tu marca. 

Eso sí, procura que en cada uno de los medios que utilices en tu estrategia el usuario tenga la misma experiencia de calidad, porque de eso se trata la omnicanalidad

4- Mide los resultados

Finalmente, la cuarta y última de las estrategias de marketing directo que no debes olvidar es medir los resultados. Si hay algo que caracteriza a este método es que sus campañas son muy fáciles de medir. Si, por ejemplo, quieres iniciar una campaña de email marketing para lograr que los usuarios usen un cupón de descuento a través de un CTA, será muy fácil saber cuántos abren el correo y cuántos hacen click en el enlace. A través de métricas específicas podrás medir y optimizar tus acciones. 

Algunas métricas que puedes usar son:

  • Open Rate (OR). Indica la cantidad de veces que los usuarios abrieron tu mensaje.
  • Click to Rate (CTR). Es el porcentaje de la cantidad de clics que tuvo el contenido de tu email.
  • Click To Open Rate (CTOR). Es la cantidad de clics en tu pieza, sobre la cantidad de aperturas.
  • Rebotes. Son los destinatarios que por algún motivo no pudieron recibir tu email en su bandeja de entrada.
  • Desusciptores. Cantidad de usuarios que han decidido dejar de recibir tus comunicaciones.

Al medir y analizar tus resultados puedes mejorar cada vez más tus campañas y con ello, los resultados.

Si quieres aumentar tus conversiones, el marketing directo puede ser un gran aliado ¿piensas aplicarlo en tu negocio?

FAQ sobre Marketing Directo

¿Qué es el Marketing Directo? 

El marketing directo es aquel que enfoca su energía en conversar con clientes a partir de datos e intereses que los definan, para crear una comunicación asertiva y relevante.

¿Para qué sirve el Marketing Directo? 

Además de ahorrar tiempo y recursos, el marketing directo sirve para definir objetivos concretos para cada audiencia. Así, se pueden alcanzar mejores resultados con el menor esfuerzo, definiendo el estadío del customer journey y creando estrategias para cumplir los objetivos planteados.

️ ¿Cómo aplicar marketing directo? 

  • Hacer un buen uso de tu base de datos
  • Conocer y analizar el comportamiento de tus usuarios
  • Personaliza tus mensajes
  • Integra canales
  • Mide los resultados

Método BANT: Descubre cómo calificar a tus prospectos con esta técnica

Quizá tu equipo ha pasado mucho tiempo trabajando en los ajustes y en el desarrollo de tu producto. Pero aún así, puede que nadie quiera comprarlo. ¿Qué es lo que falla? Para alcanzar mejores resultados es clave tener un mercado objetivo, es decir, personas que estén interesadas en obtener tu producto. ¿Cómo podemos determinar esto? A través de la calificación de prospectos. BANT es uno de los métodos más tradicionales en este sentido. En este artículo te contamos todos los detalles sobre esta técnica.

¿Qué es el método BANT?

Sabemos que en marketing hay muchos términos que suelen generar dudas. Por eso estamos aquí, para definir una de esas palabras que quizás has escuchado nombrar, pero que todavía no te han presentado como es debido.

Hoy hablaremos de BANT. Este es el acrónimo de Budget, Authority, Need y Time frame. La técnica permite calificar a los potenciales clientes de la empresa de acuerdo a estos cuatro criterios que le dan nombre. 

El modelo fue creado por IBM para identificar rápidamente a aquellos leads que tenían más probabilidades de realizar una compra. Se suele utilizar en compañías enfocadas en vender a otras empresas (Business to Business – B2B). Sin embargo, la técnica BANT puede aplicarse en cualquier tipo de negocio.

Así, cuando hablamos de BANT nos referimos a un método para calificar prospectos y detectar oportunidades comerciales basándonos en los siguientes criterios:

  • Budget (presupuesto). ¿El lead tiene capacidad de compra? Este es considerado uno de los criterios más importantes de la técnica BANT. Básicamente, determina que si alguien no dispone del dinero necesario para comprar un producto, no es viable la transacción comercial.
  • Authority (autoridad). ¿Es este prospecto quien puede tomar la decisión de compra? En este caso, se trata de definir el poder real de decisión que tiene el lead en el cierre de la venta. 
  • Need (necesidad). ¿El producto resuelve la dificultad que tiene el prospecto? Aquí se busca comprobar la verdadera necesidad del usuario en relación con lo que ofrece el negocio. 
  • Time frame (periodo de tiempo). ¿Cuándo quiere el cliente potencial realizar su compra? Este es el intervalo de tiempo en el que el prospecto pretende concretar la operación. 

BANT ¿para qué sirve? ¿Cuáles son sus principales ventajas?

Para entender la utilidad del método BANT en los procesos de ventas, tenemos que establecer primero la importancia de la calificación de prospectos. 

Calificar clientes potenciales es el proceso de decidir si los usuarios valen el tiempo que lleva invertir en ellos. Es una forma eficaz de determinar si los prospectos están realmente interesados en la oportunidad que le presenta tu negocio. 

Las personas realizamos esta clase de clasificación todo el tiempo. ¿Veo una serie o salgo a caminar? ¿Pido comida para llevar o intento cocinar? Evaluar los datos y considerar la información que hemos reunido sobre un determinado tema, para decidir si vale la pena dedicarle nuestro tiempo, es algo que hacemos naturalmente a diario.

Las empresas también lo hacen y ese proceso se denomina calificación de clientes potenciales. Precisamente, entre las estrategias para llevar a cabo esta tarea, encontramos el método BANT. La principal utilidad de esta técnica es entonces la calificación de prospectos. 

No debemos confundir esto con prospección de clientes, dado que esta es la búsqueda planificada y estructura de clientes potenciales. Básicamente, implica tener en cuenta todo el camino que recorre el usuario al vincularse con la marca. La calificación es solo una parte de ese recorrido. 

Además de calificar oportunidades de venta, BANT ofrece otras ventajas:

  • Ahorrar tiempo. Al dejar pasar a aquellos prospectos que no están calificados para la compra, el equipo comercial puede abocarse a los prospectos que tienen más probabilidades de concretar una transacción. 
  • Enfocar los esfuerzos. El negocio puede concentrarse en un segmento específico de potenciales clientes cualificados y así enfocar sus esfuerzos en mejorar los resultados. 
  • Mejorar la experiencia. Al enfocarse en un segmento de usuarios, la empresa puede brindar una experiencia de venta más personalizada y construir así mejores relaciones con los usuarios.

¿Cómo calificar prospectos con la técnica BANT?

¿De dónde se obtienen los prospectos? Como vimos antes, la prospección de clientes es la herramienta para encontrar y contactar a aquellos usuarios que podrían interesarse en tu producto. Una vez que definas quiénes son tus clientes potenciales, puedes utilizar distintos canales para atraerlos con contenido de calidad: sitio web, redes sociales, anuncios, etc. 

A medida que estas personas te brinden sus datos, vas a incorporarlas en tu lista de contactos. En función de la información que recopiles, debes hacer una segmentación, es decir, dividir en grupos a estos clientes potenciales. Incluso, puedes asignarle un puntaje a cada usuario a través de herramientas de marketing automation como el lead scoring

Así, poco a poco, irás nutriendo a esa base de contactos segmentada con comunicaciones a través de email marketing, SMS, WhatsApp y otros canales. El objetivo es que tus prospectos avancen en el funnel de ventas.

Sin embargo, no todos llegan hasta el final, solo los mejor calificados, es decir aquellos que están más cerca de concretar la compra, son derivados a tu equipo comercial. Será entonces cuando tus vendedores tomarán ese listado de prospectos para calificarlos aún más con la técnica BANT. 

A continuación te explicamos cómo calificar a tus prospectos a través de la estrategia BANT. 

¿Hay presupuesto suficiente?

El Budget o presupuesto se suele considerar como el punto más importante dentro de la técnica BANT. Por ello, muchos vendedores intentan comenzar por este punto. El problema es que se trata de un asunto bastante delicado y no siempre es sencillo dar con la respuesta. 

Para que el usuario se sienta más confiado y pueda responder con honestidad, es necesario saber guiarlo a través de las preguntas correctas.

Una alternativa es comenzar explicando el valor y los beneficios del producto. Luego, avanzar en la conversación para descubrir las necesidades, los objetivos y los desafíos del potencial cliente. Continuar con la explicación de cómo va a ayudarle el negocio a resolver su dificultad. Para pasar a preguntar por las acciones que está haciendo actualmente para solucionar su necesidad. 

Al identificar las acciones que se están llevando a cabo, la pregunta siguiente puede ser acerca del presupuesto que se está destinando a ello. Esto permite aproximarse al presupuesto que el usuario maneja, sin resultar demasiado directos o agresivos.

¿El usuario tiene la suficiente autoridad?

Este criterio hace referencia a si el prospecto tiene el poder o no de decidir sobre la compra. Aquí hay que definir en principio quién tiene el poder de decisión y luego conseguir hablar con esa autoridad. 

Algunas preguntas que pueden servir como guía:

  • ¿Quién maneja el presupuesto de esta compra?
  • ¿Alguien más participará en la decisión de compra?
  • ¿Cómo has gestionado decisiones de compra de productos similares en el pasado?

¿Cuáles son las dificultades del cliente potencial?

El criterio de necesidad es imprescindible en el método BANT, pero en realidad en cualquier técnica de calificación de prospectos. Si no existe una necesidad o un problema a resolver  por parte del cliente es muy difícil que este termine comprando.

¿Cómo saber entonces si el usuario tiene una necesidad que tu negocio puede cubrir? Preguntando, por supuesto. Te damos algunos ejemplos de preguntas que se pueden utilizar en esta instancia:

  • ¿Cuáles son tus dificultades o necesidades actuales?
  • ¿Por qué es importante para ti?
  • ¿Por qué no lo has abordado antes?
  • ¿De qué forma crees que se podría resolver este problema? 

¿Cuándo quiere resolver estos problemas? 

Este criterio nos habla del tiempo y es esencial para priorizar esfuerzos y establecer un  seguimiento adecuado. No es lo mismo si tu cliente potencial necesita resolver su problema en un mes o si puede esperar 6 meses para hacerlo. Por ello es importante establecer la urgencia del problema del prospecto.

Algunas preguntas guía que pueden orientarte:

  • ¿Qué tan rápido necesitas resolver tu dificultad?
  • ¿Es esta una prioridad para ti?
  • ¿Estás evaluando otros productos o servicios similares?
  • ¿Puedes implementar este producto ahora mismo?

Contrario a lo que muchos piensan, el método BANT para calificar prospectos no es obsoleto. Solo hace falta adaptarlo a nuestro tiempo y a las necesidades actuales de los consumidores. Así, sumado a la estrategia inbound y automation, puedes potenciar los resultados de tu negocio y mejorar el cierre de ventas.

FAQ sobre cómo calificar prospectos

¿Para qué sirve calificar prospectos? 

Calificar prospectos es la manera que tienes de segmentar los leads interesados en tu negocio, de manera tal que te permita saber cuáles de todos ellos están más cerca de la intención de compra y cuales no para trabajar en una estratégia y conseguir que compren.

¿Qué es el método BANT? 

El método BANT significa Budget, Authority, Need y Time frame.  Se trata de una técnica que permite calificar a los potenciales clientes de la empresa según su estadío.

¿Por qué calificar prospectos? 

Comenzar a calificar tus prospectos tiene muchos beneficios para tu negocio, sobre todo para el área de ventas:

  • Ahorrar tiempo. 
  • Mejorar la experiencia
  • Enfocar esfuerzos
  • Alcanzar más rápido los objetivos de negocio
  • Crear una estrategia de lead nurturing

Lead Magnet: Qué es y por qué no puede faltar en cualquier negocio

Vivimos un momento particular de la historia: la era del exceso de información. Los usuarios son cada vez más selectivos con los contenidos que consumen y reacios a compartir sus datos de contacto. Simplemente están cansados de recibir correos que nunca leen ¿Cómo despertar su interés y conseguir que nos compartan su email? Hay una estrategia que puede ser de gran ayuda: el Lead Magnet.

En esta nota te contamos todo lo que necesitas saber sobre este recurso, para que puedas inspirarte, crear tu propio lead magnet y hacer crecer tu base de contactos. 

¿Qué es el Lead Magnet?

El tiempo pasa y los consumidores cambian, las estrategias también deben hacerlo. En una era dominada por el exceso de información, es difícil captar la atención de los usuarios

Nunca antes en la historia hubo tantos contenidos por consumir. Posteos e historias en todas las redes sociales; publicaciones en blogs; noticias en los medios; videos; podcasts y un sinfín de alternativas más. 

Hoy, los negocios deben buscar estrategias para despertar el interés de los usuarios y así conseguir que estos compartan sus datos. Entre esas tácticas aparece el Lead Magnet como el bote salvavidas que los rescatará del naufragio

Pero ¡momento! ✋ ¿qué es Lead Magnet? 

Un Lead Magnet es cualquier tipo de contenido de valor gratuito que ofrecemos al usuario a cambio de sus datos de contacto, generalmente, su correo electrónico. 

Cuando el usuario accede a darnos sus datos se convierte en lead y comienza a formar parte de nuestra base de contactos. A cambio de su información, la persona recibe en su bandeja de entrada el Lead Magnet que hemos creado. 

Seguramente, te habrás topado alguna vez con varias de estas ofertas gratuitas de contenido al navegar por la web y visitar algún sitio. Porque se trata de una técnica que ya está muy presente en los negocios online que han incorporado el inbound marketing como estrategia para captar leads.

¿De qué se trata esto? de la creación de contenido relevante y de interés para el usuario. El objetivo es convertir a las visitas de un sitio web, landing page o formulario en potenciales clientes.

Ejemplos de lead magnet pueden ser algunos de los recursos que puedes encontrar en nuestro blog, como los ebooks de emBlue

¿Por qué es importante un Lead Magnet?

La potencia del Lead Magnet como recurso está en el intercambio. Piensa ¿por qué alguien te daría su información de contacto sin conocerte?

Imagina que ingresas a una librería en tu ciudad. Recorres el lugar y revisas el catálogo de libros de ciencia ficción. Tras algunos minutos, se acerca un vendedor y te dice que puedes dejar tus datos si quieres que te lleguen novedades de lanzamientos y ofertas. Probablemente, dirás gracias y seguirás tu recorrido. 

Pero ahora imagina que ese vendedor te cuenta que si dejas tus datos recibirás un libro electrónico de regalo sobre la temática que elijas. Te lo pensarás mejor ¿verdad? 

Cómo decíamos, el intercambio es lo más atractivo del lead magnet como recurso. Tu marca puede ofrecer contenido realmente valioso a los usuarios y ellos, a cambio, te darán lo que más vale para ti: sus datos de contacto. ¡Todos ganan!

Por otro lado, además del intercambio, lo que permite el Lead Magnet es aumentar el tamaño de tu base de contactos. La generación de clientes potenciales es todo un arte y, precisamente, el Lead Magnet es uno de los instrumentos principales para llevarlo a cabo. 

Cuando un usuario facilita su email está dando con ello su consentimiento para recibir las comunicaciones de tu empresa. Es el inicio de una relación muy prometedora para tu negocio, porque puede en un futuro puede representar mayores oportunidades de venta. 

Por otra parte, este recurso también genera otros beneficios:

  • Atrae más tráfico cualificado a tu web.
  • Te permite aportar valor a tu audiencia y así convertirte en referente de un nicho.
  • Esto aumenta la confianza en tus productos y servicios.
  • Te da insights muy reveladores sobre las necesidades que tienen los usuarios.

10 Ejemplos de Lead Magnet para inspirarte

Si todavía no tienes claro del todo qué es un Lead Magnet, vamos a graficarlo mejor con algunos ejemplos e ideas para que te puedas inspirar.

#1 Ebooks

Este es uno de los ejemplos de Lead Magnet más conocidos y también de los más utilizados. Para que esta clase de recurso funcione es importante que brindar una solución a algún problema real de tu audiencia. 

Además, es fundamental trabajar el diseño para que sea realmente atractivo a los ojos de los usuarios y pueda captar su atención. 

Este puede ser uno de los Lead Magnet que más tiempo y dedicación requieren. Por eso, si quieres empezar por algo más simple, hay más ejemplos a continuación. 

#2 Checklists 

Si buscas ejemplos de Lead Magnet fáciles de crear, las checklists o listas de verificación son una interesante alternativa. Este es un recurso que se consume con mucha facilidad. La esencia de la checklist es que permite condensar todo lo que el usuario necesita saber en una lista procesable. Además, son muy fáciles de crear. Por ejemplo, una lista con los 10 elementos que debe tener un mensaje de bienvenida. 

#3 Plantillas

Otro Lead Magnet que puede ayudarte a hacer crecer tu lista de contactos son las plantillas. Este recurso puede ser básicamente cualquier documento que facilite un esquema o estructura al usuario. Lo único que este tendrá que hacer al descargarla es completar los espacios en blanco. Por ejemplo, plantilla para la prospección de clientes

#4 Webinars

¡Amamos los webinars! ¿quién no? Se trata de un Lead Magnet muy efectivo en la captación de leads. Estos seminarios web tienen un componente irresistible: la urgencia. El webinar se realiza por única vez, si el usuario no se inscribe para participar del evento, entonces se lo pierde. Esto funciona como un verdadero imán. 

¿Has participado en alguno de nuestros webinars? ¡No te los pierdas! 

#5 Evento online en vivo 

¿Qué tal hacer una masterclass para abordar una problemática específica de tu público? Esta clase de Lead Magnet, al igual que el webinar, trabaja con la urgencia. En este caso, puedes ofrecer entradas gratuitas para el evento online a cambio de los datos de los usuarios. 

La mejor manera de dar a conocer este Lead Magnet es mediante el uso de anuncios en las redes sociales. Esto te permitirá impulsar el tráfico dirigido a tu formulario de suscripción. 

#6 Cursos

Este es otro de los recursos que quizá lleve más tiempo de realización, pero sin dudas, es una opción a considerar teniendo en cuenta el interés que puede despertar en los usuarios. Si quieres captar su atención, un curso gratuito puede ser el Lead Magnet que necesitas.

Lo mejor de este recurso es que te permite consolidar la relación con tu lead a través de tu estrategia de email marketing. Así, mediante una secuencia de emails irás brindando la formación online gratuita al usuario. Poco a poco, incluso, tal vez podrías conducirlo a través del embudo de venta a otros productos o servicios.

#7 Workbook

La idea detrás del workbook es “aprender haciendo”, de ahí que su nombre sea libro de trabajo. Se trata de un Lead Magnet para descargar y completar que brinda una verdadera utilidad a los usuarios, teniendo en cuenta que pueden aplicar de manera práctica los conceptos que compartes. 

#8 Guías

Podríamos pensar las guías como uno de los primeros Lead Magnets que aparecieron en el mercado. En ocasiones, estas pueden reunir los mejores artículos de un blog o los mejores trucos. En otros casos, una guía puede funcionar como un tutorial en el que enseñamos el paso a paso para realizar una determinada acción. Las posibilidades son infinitas. Te recomendamos que apeles a la creatividad, teniendo en cuenta que abundan las guías en internet. 

#9 Kit de herramientas

Uno de los ejemplos de Lead Magnet más populares es el kit de herramientas. ¿Por qué? Simplemente porque todo el mundo quiere saber qué herramientas utilizan los expertos de un área determinada. 

Esta clase de recurso puede ayudarte a hacer crecer tu base de contactos y no te llevará demasiado tiempo crearlo, basta con listar todas las herramientas que usas a diario y que podrían resultar útiles a tu audiencia. Enseñar a utilizarlas de forma práctica y al mismo tiempo brindar ejemplos de uso será un plus que los usuarios agradecerán.

#10 Calendario 

Los calendarios se han convertido en uno de los contenidos favoritos, porque sencillamente facilitan el día a día de muchas personas en diferentes industrias. Ofrecer esta clase de recurso puede ayudarte a captar leads en poco tiempo. 

¿Con cuál de estos recursos te gustaría comenzar tu estrategia de captación de leads?

Recuerda que con crear tu Lead Magnet no basta, además debes darlo a conocer en tu web, redes sociales y demás canales en los que tengas presencia. 

Las push notifications y el marketing automation son herramientas clave para hacer un buen uso del Lead Magnet. Descubre cómo podemos ayudarte con todo ello desde emBlue.

FAQ sobre Lead Marketing

¿Qué es el Lead Marketing? 

El Lead Marketing es la creación de contenido valioso por parte de tu marca, para generar interés en la audiencia y atraerlos hacia tu funnel de conversión pidiendo sus datos a cambio.

¿Para qué sirve el Lead Marketing? 

El Lead marketing sirve para introducir potenciales clientes dentro de tu estrategia digital. Al descargar o solicitar tu contenido, dejan a cambio sus datos de contacto para que puedas conversar y acercarlos más a la conversión de tu producto o servicio.

¿Cuáles son los mejores contenidos Lead Marketing? 

Hay muchos ejemplos de contenidos de lead marketing que pueden ayudarte a convertir mejor. Alguno de ellos son:

  • Ebooks. 
  • Plantillas
  • Webinars
  • Eventos Online en vivo
  • Guías
  • Calendarios

¿Lead marketing? ¡Si, tu negocio lo necesita!

lead markeiting header emblue

El marketing de nuestros días está plagado de términos y palabras que solemos leer con frecuencia. Si hablamos de los distintos usuarios que forman parte del proceso de compra de un negocio, entonces tenemos que mencionar al lead marketing. ¿Qué es, qué tipos hay y por qué tu negocio lo necesita? Te lo contamos todo en este artículo.

Para toda empresa, sin importar su tamaño o el tiempo que tenga de vida, uno de los grandes desafíos siempre ha sido cómo transformar a un desconocido en un cliente.  

¿Qué pasos deben darse? ¿Cuál es el camino a seguir? ¿Existe acaso un camino? Afortunadamente, hay respuesta para todas estas preguntas.

Si tuviésemos que condensar la respuesta en una sola frase diríamos ¡funnel de conversión!

Ya hemos repasado en este blog qué es y cómo aprovechar el embudo de conversión. Básicamente, se trata de todos los pasos que tus potenciales clientes deben atravesar desde el momento en que advierten la necesidad de adquirir un producto o servicio, hasta el instante en que efectivamente lo compran.

Dentro de todos estos pasos, ese cliente potencial recibe un nombre específico y a eso se lo conoce como lead marketing.

Como puedes ver, si regresamos a las preguntas iniciales, tenemos que decir que sí, existe un camino a seguir para transformar desconocidos en clientes.  Y hay pasos específicos que podemos dar para acercarnos a ese objetivo. Pero para poder hacerlo bien, necesitamos entender a fondo qué es el lead marketing

¿Qué es lead marketing?

El lead marketing podría ser traducido como el marketing de clientes potenciales. Es una forma específica de hacer y pensar al marketing, mucho más centrado en los usuarios y la relación de la marca con estos.

 

Podemos utilizar el lead marketing para determinar en qué estado o momento se encuentra el usuario en su relación con nuestro negocio

En este sentido, el lead marketing es un proceso mediante el cual nos ocupamos de estimular el interés de los clientes potenciales (leads), para luego convertirlos en compradores.

Como todo proceso, está implícita una transformación. En este caso, transformar a ese desconocido, del que hablábamos al principio, en un cliente.

La premisa del lead marketing es la interacción con los usuarios en función de la etapa en la que se encuentren dentro del proceso de compra. ¿Cómo? respondiendo de acuerdo a sus necesidades en cada una de estas instancias.

En este sentido, el lead es una persona que nos ha facilitado sus datos de contacto y tiene cierto interés en nuestros productos. Se encuentra en la fase inicial del ciclo de compra.

Hay, por supuesto, un largo camino (embudo) que deberá atravesar hasta convertirse en cliente. Sin embargo, gran parte de su potencia radica en los datos que nos brinda.

Lo que caracteriza a este usuario es el paso que ha dado en su relación con nuestra marca. Al facilitarnos sus datos podemos hacer andar toda nuestra maquinaria de inbound marketing para entregarle contenido relevante y de su interés, de acuerdo a la etapa en la que se encuentre.

De esta manera, el foco de los esfuerzos está en establecer un vínculo con los usuarios y captar su interés. Así, una vez que el lead decida comprar, podremos figurar entre sus primeras opciones.  Interesante ¿verdad?

Tipos de leads y estrategias con cada uno de ellos  

Como decíamos antes, la premisa del lead marketing es ofrecer contenido relevante a los usuarios de acuerdo a la etapa en la que se encuentren. Esto quiere decir que hay distintas instancias dentro del proceso y que el usuario no es el mismo en cada una de ellas.

Precisamente, eso se debe a la transformación que va experimentando el lead. ¿Esto quiere decir que no hay un único lead? ¡Exactamente! hay distintos tipos de leads de acuerdo al momento o etapa por la que atraviesan.

 Conozcamos cada uno de ellos en detalle.

Lead

Algo hemos adelantado unas líneas atrás. El lead es precisamente aquel que se encuentra en la fase más temprana dentro del ciclo de compra. También se lo suele llamar lead frío, porque todavía no está listo para realizar la compra. ¿A qué se debe esto? A que aún no cuenta con la información suficiente. 

¿Qué estrategias podemos usar con este tipo de lead? Es importante realizar acciones que le permitan avanzar en el proceso. Por ello, debemos ayudarle a tener mayor claridad sobre nuestra propuesta de valor, producto, servicio y explicarle cómo podemos cubrir su necesidad. Sin embargo, debemos ir de a poco.

Por ejemplo, con una secuencia de mensajes de bienvenida donde, además de saludar a los usuarios, brindemos más información y detalles sobre nuestro negocio. 

Lead cualificado para marketing

El lead cualificado para marketing o Marketing Qualified Lead (MQL) es aquel lead frío que, gracias a las técnicas conocidas como lead nurturing o lead scoring, propias del marketing automation, ha demostrado coincidir con nuestro público objetivo. Esto quiere decir que tiene posibilidades de convertirse en cliente.

En otras palabras:

  • Forma parte de nuestra base de datos.
  • Gracias al lead nurturing hemos nutrido a ese usuario con contenido relevante en el momento oportuno.
  • A través del lead scoring hemos identificado que conoce bien nuestro negocio y hemos medido su grado de interés en nuestras soluciones. Podemos afirmar que encaja con nuestro buyer persona
  • Se encuentra en una fase más avanzada del proceso de compra.

Este tipo de lead está en un punto intermedio y por ello se lo suele describir como lead templado

¿Qué acciones podemos realizar con este usuario? La omnicanalidad es la clave.⚡ Debemos tener en cuenta la experiencia global de ese lead con nuestra marca. Lo importante es brindar respuesta a sus principales dudas y objeciones, a través de un mensaje coherente en los distintos canales que haya elegido para interactuar con el negocio.  

Lead calificado de ventas

Si alguna vez te preguntaste qué son Hot Leads, aquí está la respuesta. Básicamente, se trata de los usuarios que están en la parte final del proceso de compra. Lo que se denomina lead calificado de ventas o Sales Qualified Lead (SQL). De ahí que se los llame Hot Leads o leads calientes, ya que son esos contactos que están listos para la compra.

¡Es hora de cerrar la venta! pero ¿cómo hacerlo? Sin dudas, el contenido debe estar dirigido a ese objetivo concreto: que el usuario concrete la compra. Para ello, se acabaron los rodeos.

Ya tenemos mucha información sobre ese usuario, podemos enviar ofertas directas sobre los productos o servicios de nuestro negocio que se ajusten a su necesidad
Si somos la solución indicada para estos leads, lo único que nos resta es asegurar la venta.

Lead marketing ¿por qué tu negocio lo necesita?

En su libro “La máquina de ventas definitiva”, Chet Holmes explica que hay un patrón que se repite en todos los mercados:

  • Apenas un 3% de los consumidores está activamente buscando realizar una compra. 
  • Cerca del 7% está abierto a propuestas.
  • El restante 90% se divide entre quienes no están pensando en comprar; quienes no creen estar interesados en hacerlo; y quienes saben que no tienen interés en ello.

El lead marketing apunta a ese 90%, porque es ahí donde están las mayores oportunidades de negocio.

Piensa esto: si toda tu estrategia de marketing se enfoca en hablar de tus productos, posiblemente solo ese 3% y 7% que está buscando opciones de compra o está abierto a esas opciones pueda sentirse interesado. 

¿Y el 90% restante? Es ahí donde debemos enfocar nuestra energía.

Al crear contenido y ofertas relevantes que permitan, en principio, hacer un contacto inicial para que te conozcan, estarás dando el primer paso. 

Luego, será momento de capturar la información de contacto de esos usuarios, para que se conviertan en leads. 

Con el tiempo, al nutrir tu base de contactos podrás transformarla en más oportunidades para tu negocio. 

Ten presente que las ventas que pueden desprenderse de ese 90% siempre serán superiores a las que pueda generar ese 3% que está buscando un producto. 

La generación de leads es parte de una estrategia mayor que pone en el centro a los usuarios y a la relación de la marca con ellos. Las posibilidades son infinitas.

Si llegaste hasta aquí, ahora ya sabes que existe un camino para transformar a un desconocido en cliente. Lo más importante: ya conoces cuál es el camino y qué pasos tienes que dar.

¿Se te ocurre cómo podrías comenzar a implementar el lead marketing en tu negocio?

¿Necesitas ayuda para comenzar tu estrategia y definir tu funnel? ¿Quieres trabajar tu estrategia omnicanal con asesoramiento de principio a fin? Nuestros equipos están listos para despegar contigo

Preguntas frecuentes sobre lead marketing

¿Qué es lead marketing?

El lead marketing es un proceso en el que nos ocupamos de trazar el camino de usuarios desde que se interesan en nuestra marca, hasta convertirlos en clientes. Definiendo una estrategia para cada etapa del customer journey. 

¿A qué llamamos clientes potenciales?

Los clientes potenciales son aquellos usuarios que podrían eventualmente adquirir nuestro producto o servicio para convertirse en clientes. Es nuestro público objetivo que ha demostrado algún tipo de interés con nuestra marca o una necesidad de nuestro producto o servicio.

¿Qué tipos de lead existen? 

    • Lead: se encuentra en la fase más temprana dentro del ciclo de compra. Aún no cuenta con la información suficiente. Se lo conoce como “frío”
    • Lead cualificado para marketing: también llamado MQL es aquel lead frío  que por lead nurturing ha demostrado coincidir con nuestro público objetivo, pudiendo convertirse en cliente. Se lo conoce como lead “templado”.
    • Lead calificado para ventas: Llamados Hot Leads, son los usuarios que están listos para la compra. También denominados “Sales Qualified Lead (SQL)” por sus siglas en inglés.

¿Cómo implementar una estrategia de Lead Marketing?

 

 

  • Crea contenido y ofertas relevantes para atraer interés y que te conozcan.

  • Obtiene la información de contacto de los usuarios, para transformarlos en leads.

  • Haz crecer tu base de datos y dale más valor con información detallada de cada contacto.

  • Personaliza y segmenta tus comunicaciones para aumentar el engagement.

  • Conoce tu producto y sus momentos dentro del customer journey para elaborar contenido llamativo.

  • Aplica el remarketing para convencer a los indecisos con información aún más valiosa.